Noticias

puerta-casa-llave

Ayudas para el alquiler: ¿quién puede solicitarlas?

Es un tema que interesa a todos los jóvenes menores de 35 años: las ayudas para el alquiler. Alternativa natural para todos aquellos que se quieren independizar y no pueden permitirse una hipoteca, el alquiler se presenta como la mejor opción. No obstante, y como sabemos todos aquellos que vivimos en Málaga, los alquileres se han encarecido en los últimos tiempos. De hecho, según recoge el diario La Opinión de Málaga https://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2019/05/21/malaga-segunda-capital-sube-alquiler/1089845.html, en los últimos cuatro años el precio del alquiler de una vivienda en Málaga ha elevado un 42%. Un dato sobrecogedor que hace que este post sea más interesante.

¿Qué son las ayudas al alquiler?

Dentro de las políticas de fomento del alquiler existen distintas ayudas y subvenciones para los colectivos con mayores dificultades para acceder a una vivienda y cuyo alquiler mensual no supere los 600 euros. Actualmente la Consejería de Fomento y Vivienda subvenciona el 40% de la renta de alquiler de tu vivienda. Esta ayuda puede complementarse, hasta alcanzar un máximo del 75% a las personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad y hasta el 50% si eres menor de 35 años o mayor de 65 años.

¿Cuándo hay que solicitarlas?

El plazo de presentación de solicitudes suele abrirse en diciembre de cada año. A modo de orientación, la vigente convocatoria se inició el día 10 de diciembre de 2018 y finalizó el día 9 de enero de 2019, ambas fechas incluidas.

Requisitos imprescindibles

A continuación, presentamos una serie de características a cumplir para poder solicitar la ayuda:

  • Para acceder a estas ventajas tu renta no debe superar los 19.000 euros, si realizas la declaración individualmente, y los 24.000 en el caso de tributación conjunta.
  • Deberás ser titular de un contrato de arrendamiento de vivienda habitual y permanente ajustado a lo establecido en la Ley 29/1994, de arrendamientos urbanos de 24 de noviembre, y demás normativa de aplicación, que estén vigentes en el momento de la presentación de la solicitud. Por tanto, y según la normativa en vigor, la vivienda debe disponer de referencia catastral. Si no la conoces, puedes preguntar al propietario, que debe facilitártela, o consultar directamente en la Dirección General de Catastro.
  • La fecha de inicio del contrato tiene que ser igual o anterior al periodo para el que vaya a pedir la ayuda. Si desde el 1 de enero de 2018 ha tenido varios contratos de arrendamientos consecutivos debe aportar todos ellos.

Prohibiciones para percibir la ayuda

De igual modo, existen algunos aspectos que son determinantes a la hora de solicitar dicha ayuda:

  • Tener relación de parentesco en primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad con la persona arrendadora de la vivienda, o ser su socio o partícipe.
  • Disponer de la titularidad o de algún derecho que permita usar otra vivienda. Se exceptuarán de este requisito quienes siendo titulares de una vivienda acrediten la no disponibilidad de la misma por separación o divorcio, cuando resulte inaccesible por causa de una discapacidad, o cuando se haya obtenido la misma por transmisión mortis causa y el porcentaje de titularidad no supere el 50 por ciento.
  • Tener otro contrato de arrendamiento de vivienda firmado, a no ser que no tengas atribuido el derecho de alquiler, lo que deberá ser justificado en cualquier caso mediante documento oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *